miércoles, 24 de octubre de 2012

La primera - Paloma Hidalgo Díez


Por la posición del sol yo diría que apenas son las ocho de la mañana, nos han obligado a dejar el corral en el que hemos pernoctado tras un sonido seco que ha roto el aire, pero a pesar de la confusión inicial, ya me he orientado y sé lo que tengo que hacer. Los otros miembros de la manada corren siguiendo a los cabestros, yo no pienso hacerlo, de prisas nada, no voy a llegar con la lengua fuera para demostrar que poseo una rapidez envidiable, ni un estado de forma óptimo. No me importa que se lleven los aplausos, la gloria de atravesar la marea humana contenida tras las barreras, a mi me gusta fijarme en el ambiente, en los colores, y eso lleva su tiempo. Además tengo las patas más cortas, y al parecer algo más de cerebro que esos locos a los que ya he perdido de vista. El espectáculo es fantástico, me gusta el bullicio y estoy disfrutando de la fiesta, y aunque luego dirán que nosotras no valemos para esto, que es cosa de toros, que las vacas mejor a dar leche y a criar terneros, me llevo el orgullo de ser la primera y seguramente, la única.

La autora: Paloma Hidalgo

2 comentarios:

Cybrghost dijo...

Un relato muy curioso, me resulta inclasificable, y muy llamativo.

Javier López dijo...

Narrar como vaca en primera persona me parece una maravilla del ingenio. El relato es de una sutileza exquisita.