domingo, 5 de julio de 2009

Ojo por ojo – Héctor Ranea & Sergio Gaut vel Hartman


-Uy! ¡El gato Casi me saca un ojo!
-Sí; pero tenés dos.
-Pero el otro lo dejé en la heladera para ver quién me roba el mate helado.
-¿Y el gato Casi usa tu ojo?
-Si lo dejo, si. Lo que pasa es que a veces Casi se pone a buscar comida con él.
-¿Encuentra más comida?
-Y, sí. Casi se pone un ojo en cada pata, dos en cada oreja apuntando para atrás, uno en la cola y el que me robó.
-¡Pero eso hacen ocho ojos!
-Claro. Diez ojos ven más que dos.
-Pero si vos tenés ocho ojos sos una araña.
-Sí. Ciertamente.
-¡Uy, pardiez! Pero yo soy una mosca. Y las moscas somos el alimento por antonomasia de las arañas.
-Cierto. Vení que te como.
-Bueno. Pero lo hago por mi propia voluntad. Que conste.
-Constará, no te aflijas.

2 comentarios:

María del Pilar dijo...

¡Excelente!

lologuit dijo...

Todo un descubrimiento estos Breves no tan breves. Desde Venusyjanobriga enhorabuena. Estupendo este ojoxojo.