jueves, 10 de enero de 2013

Hay que sacarlo todo afuera - Alejandro Hugo González


Como la primavera.
No contarle, por ejemplo, a tía Lala que tío Coco quería a tía Pancha, pero que se casó con ella por conveniencia. Quién pudiera.
No contarle, por ejemplo, a primo Tuto que él no es hijo de tía Lala y tío Coco, sino de tía Lala y tío Pepe. Quién pudiera.
No contarle, por ejemplo, a tío Coco, que ya se ha enterado antes por primo Tuto y anda por el patio buscando a tía Lala. Quién pudiera.
Pero no, no se puede, es imposible. Hay que sacarlo todo afuera.
A tía Lala, primero, que está muerta. Un cuchillazo en medio del corazón. Sacarla afuera.
A primo Tuto, después, que está muertito. Un balazo en el medio de la frente. Sacarlo afuera.
A tío Pepe, que por casualidad vino a visitarnos hoy, y que también acaba de morir. Veneno en las masitas hojaldradas. Sacarlo afuera.
Quién pudiera callar, ay, quién pudiera. Como que me llamo tío Coco.
Parece que me buscan. Y hay que sacarme afuera.

Sobre el autor: Alejandro Hugo González

1 comentario:

maryjuly dijo...

Y si hay familias asi, la vida es asi, el final excelente.