martes, 29 de octubre de 2013

El hombre que soñó - Sergio Fabián Salinas Sixtos


Había una vez un hombre que soñó con un tesoro oculto en la profundidad del bosque; al ser hombre de fe, emprendió la búsqueda del tesoro y lo encontró; adquirió lujos y bienestar. Una noche, el hombre soñó con abandonar todos los bienes y buscar la felicidad; hombre de fe, regaló todas sus posesiones y abandonó el hogar; recorrió mares y montañas, descubrió pueblos y culturas, y llegó a ser pleno y feliz. En la noche de estío, el hombre volvió a soñar, con una una voz, y ésta decía: «Vive otra vida, vive eremita». Al día siguiente, el hombre se sentó al pie de una colina, cerró los ojos y su mente viajó. Se sucedieron días y estaciones, su corazón dejó de latir y no volvió a respirar. La piel del hombre se endureció y formó una corteza, los brazos se transformaron en ramas y sus pies en raíces. El árbol creció y en él anidaron ardillas y gorriones, y un bosque se asentó a su alrededor. Una cálida noche de abril, el árbol volvió a soñar.

Acerca del autor:  Sergio Fabián Salinas Sixtos

2 comentarios:

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

Bello cuento, tocayo, y conste que no es el tipo de historia que me gusta. Sin embargo, esta, me gustó mucho...

Sergio Sixtos dijo...

Gracias Maestro, es muy significativo para mí su comentario. Como dijo un amigo: "Brindo por la salud de su pluma".