viernes, 29 de noviembre de 2013

La fiesta - Nélida Magdalena González


Los duendes bailan en el bosque. La espera se hace larga. Todo fue preparado para ella la reina de reinas.
Ella llega de la mano del caballero. Ellos danzan la danza dispuesta para la ocasión rodeada de flores y perfumes que engalanan su vestido de telas sedosas. Julia, la soberana del lugar, es la mujer más dulce que ellos conocen y adoran.
El astro luminoso se esconde en el horizonte y aparece la diosa de los enamorados. La Luna blanca, muy grande, esparce una cortina de luz sobre los festejantes; los árboles dejan filtrar a través de sus ramas sus luminosos rayos que caen como hilos de plata.
El jolgorio se extiende, los animales que habitan el lugar se suman a él. Cada uno de ellos expone para la dama lo mejor que la naturaleza les dio.
El cabello de Julia se desparrama sobre sus hombros como una cascada de oro. Las luciérnagas se colocan sobre ellos, se encienden fosforescentes y los irradian con su luz. Una leve brisa trae aromas de flores y frutos autóctonos; la reina recoge el perfume y lo esparce sobre su piel delicada.
Dos duendes traen jarras con vino dulce, beben hasta el amanecer. Apresurados recogen pétalos de orquídeas y forman con ellos una alfombra. La reina la recorre descalza, antes que el sol los sorprenda y les promete regresar para la próxima primavera.


Acerca de la autora:  Nélida Magdalena González de Tapia

2 comentarios:

Maria Ester Correa dijo...

Precioso!!! Me encantó.

Sucede dijo...

Madre mía que imaginación más fantástica. Esto es como leer un cuento, pero con un halo bosque enrevesado. Nunca me gustaron los duendes, salvo hoy, jeje.
Saludos y enhorabuena Nélida!