jueves, 26 de septiembre de 2013

Los bolsos - Nélida Magdalena González


Cuando menos lo esperaba, su bolso que estaba abierto, cayó al piso.
Justo ahí, en la vereda del famoso bar de la avenida Corrientes.
Un hombre, de mediana edad, se prestó para ayudarla.
—¡Cuántas cosas, señorita! ¿Es necesario llevar tanto? —le dijo riéndose.
—¡Muy necesario! Retírese, no le pedí auxilio —respondió la joven sonrojada.
Él no hizo caso y estupefacto miraba como ella se apresuraba. Contó dos peines, tres toallas de mano, una linterna pequeña y varios preservativos.
Pensó que sería una mujer de la calle, de ésas que haciéndose las tímidas, ofrecen sus servicios.
Llegó a su casa pensando todavía en la mujer. Su esposa se estaba bañando.
La curiosidad lo traicionó y fue al dormitorio. Revisó el bolso de su esposa sintiendo que profanaba algo muy personal.
Encontró llaves, maquillajes, peines y un estuche de terciopelo rojo. Seguramente se había comprado otra pulsera, ya conocía esos estuches.
Era la oportunidad de abrirlo. ¡Sorpresa! Contenía preservativos de muchos colores que
nunca había usado uno con él.


Acerca de la autora: Nélida Magdalena González

1 comentario:

Antonio Alejandro Galland dijo...

Muy directo. la verdad en su peor forma.