viernes, 9 de diciembre de 2011

Rattus Rattus - Xavier Blanco


Las criaturas todavía dormitan. La madre cabizbaja ausculta sus respiraciones pausadas y observa sus diminutos cuerpos sombreados por la luz mortecina de las bombillas. Intenta sonreír, pero una mueca quebrada corta su cara. No es fácil vivir en un pasadizo oscuro y respirar ese olor descompuesto que invade cada resuello de sus existencias. Los pequeños se remueven en el jergón regurgitando sueños. Pronto abrirán los ojos y sus anatomías famélicas berrearán sustento; no hay más evasivas, tendrá que salir, pero sabe que ahí fuera faltan basuras para tanto apetito. Ya no son los gatos o esos perros desnutridos, ahora también hay que hostilizar contra los humanos -esos seres harapientos, cercados por el miedo, capaces de matar por un trozo de carne podrida-. Los retoños, ya despiertos, lloran. El eco de la memoria martillea el silencio del túnel: ella husmea el olor de la muerte, que avanza sigilosa disfrazada de hambre. En su mente resuenan las historias que relataba el abuelo, cuando sus ancestros, engalanados por el manto de la peste negra, hacían bailar al mundo la danza de los esqueletos.

Xavier Blanco 2011.
Tomado del blog: Caleidoscopio.

1 comentario:

Ximens dijo...

Yo entiendo poco de literatura, pero para mi este relato es un ejemplo de ella. El autor no nos narra la historia desde el punto de vista de los hombres y sus miserias. Se sitúa en la otra parte, la que vive de podredumbre de los humanos y se ve invadida. Es un grito a los hombres para que se paren a pensar dónde quieren llegar. Aplausos para Xavier Blanco, que no tardaremos en verle por las librerías. Felicidades por esa prosa.