miércoles, 19 de enero de 2011

Solapadamente - Sergio Gaut vel Hartman


—Encantada de conocerlo. Sólo lamento que no…
—No importa, yo ya sabía que…
—Pero si usted nos hubiera dicho algo antes de…
—No, no, no… Eso fue cuando todavía estábamos allá. Ahora le digo que es lo mismo.
—¿Acaso hubiera sido distinto si…
—Tal vez, no lo sé. Quizá sí… pero…
—Yo creo que no. Aunque si a usted no le importa…
—Me importa, pero ya no me afecta, ¿entiende?
—Más o menos. Yo tengo… bueno… usted ya lo sabe, ¿no?
—Sí, lo sé, siempre lo supe, y la justifico, a no ser que…
—¿Se puede saber de qué hablan estos dos? —le pregunté a uno que tenía pinta de ser del Servicio Secreto—. Parecen dos conspiradores. Usted entiende de estas cosas, ¿no?
—Shhh —dijo el del Servicio Secreto—. No me ponga en evidencia. Nadie sabe que soy del Servicio Secreto.
—¿Son o no son? ¿Urden un complot o no lo urden?
—Para nada.
—¿Entonces? ¿Por qué hablan en acertijos?
—Son los personajes de una microficción experimental.
—¿De qué microficción me está hablando?
—¡De esta, hombre! ¿Es estúpido o qué?

Sobre el autor: Sergio Gaut vel Hartman

3 comentarios:

Javi dijo...

—¿No se cansa de escribir microficciones?

Creo que eso lo preguntó un duende efímero. Y supe que no, que no te cansarías y seguirías deleitándonos con estas piezas de metamicroficción.

El Titán dijo...

esto está a varios niveles meta-micro-meta-ficcionales...

Claudia Sánchez dijo...

Agghh... cómo va a interrumpir justo cuando él va a dar la pista importante? Excelente micro Sergio!
Me gustan los experimentos.
Saludos!