martes, 19 de octubre de 2010

Reality show intergaláctico “Intercambio de esposa” - Rob Hopcott


Querida “Pequeña hermana”:

Soy Prudence.

Le escribo esta postal intergaláctica esperando que le llegue pronto. ¡Quiero salir de aquí! Cuando acordamos el intercambio con una esposa de otra especie, al menos esperaba que los miembros de la familia tuvieran dos piernas, dos brazos y una cabeza. Después de todo —como aprendí en la escuela de Texas, mi ciudad natal— ¡todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios! Pero después de un incómodo viaje en una lata de sardinas a través de billones de kilómetros enfrentar a una araña inteligente y peluda que mide dos metros y espera que me lo coma después de hacer el amor, es completamente irrazonable. ¡Quiero salir de aquí! ¡De inmediato!
Cariños.
Prudence.

Querida “Pequeña hermana”:

Soy Harold.

Gracias, gracias, gracias, gracias por mi maravilloso intercambio de esposa intergaláctico. Ella es realmente fantástica. Admito que no mantienen tan limpio el lugar como Prudence —hay telas de araña por todos lados—, pero, eh… su físico es… literalmente, de otro mundo. Adoro cada minuto en que soy envuelto por todas esas piernas. Ella es una amante voraz. ¡Me estoy quedando sin champagne! Adivine qué. Mi esposa intergaláctica hasta reconoce que ya podríamos estar esperando algunos bebés. El síntoma de que estaría embarazada, me dice, es que está comenzando a sentir un hambre voraz después de hacer el amor. Esta noche, después de más sexo, ella me dijo que juntos vamos a tener una comida especial. Con tan buen sexo, no puedo esperar por la cena. ¡Vamos!
Suyo, agradecido.
Harold.

Traducido del inglés por Jorgelina Etze.

Tomado de http://hopcottfictionblog.hopcott.net/

1 comentario:

Claudia Sánchez dijo...

Jajaja! Muy bueno!
Saludos!