martes, 7 de septiembre de 2010

Marketing - Sergio Gaut vel Hartman


—Ay, boluda. Me quiero matar.
—No lo vale, Vale. Es un tarado. No lo llames.
Valeria digitó su teléfono móvil sin mirar a Guadalupe. Pero al cabo de un momento soltó una maldición.
—Me equivoqué, ¡carajo! Guadaaaaa….
—No, no te equivocaste —dijo el ángel descendiendo de los cielos con la suavidad de un Sikorsky X-3. Plegó las alas y contempló a las chicas con una mirada beatífica—. Ese es mi número.
—Oh may God! ¡Es un ángel! —Guadalupe se tapó la boca con la mano enguantada.
—Aproximadamente —repuso el ser celestial—. Soy el arcángel Sofoviel, promoción 2011. Mi misión es proteger a las boludas.
—No sabía que las boludas tuvieran a su ángel guardián... arcángel —dijo Valeria tratando de imitar el tono de las chicas del Buenos Aires.
—Es nuestro lado ineficiente. Falta información. Todas ustedes pueden estar protegidas.
Guadalupe tragó en seco y se dispuso a escuchar el sermón. Pero Valeria supo por dónde venía la cosa.
—El señor arcángel vende algo, boluda. ¡Guada, avivate!
Sofoviel, por toda respuesta, desplegó una hoja de flexiglass delante de los ojos de las chicas.
—Servicio Platinum —leyó Guadalupe—: quinientos... ¿usdólars?
—Ajá. Sigan leyendo. Hay productos más económicos.
—Servicio Gold...
—Ay, boluda —dijo Valeria—: me quiero matar.


Acerca del autor:
Sergio Gaut vel Hartman

3 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Los servicios religiosos también elevan su tarifa.
Me pregunto ¿Cual será la suma de sus saldos bancarios en el tablero de competidores ?

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

Carlos: ¿te contesto o preferís mantenerte en la ignorancia para preservar tu salud mental?

Ogui dijo...

JAJAJAJA! Buenísimo... Mandá arcangel al 666 y te atiende Sofoviel... qué idea, señor, qué idea! Magnífico por la sencillez y el tono tan porteñísimo, que últimamente está invadiendo estas zonas...